Conoce los tipos de aceite para motores diésel

.

Hay muchos tipos de aceite que puedes utilizar para tu motor diésel, sin embargo, para que tu motor presente un mejor rendimiento es esencial que le prestes el cuidado que necesita y una lubricación adecuada. Desde el momento en que te preocupas en comprar el mejor aceite para tu motor, estás tomando medidas activas para mejorar su rendimiento y bienestar general.

Y como es de saberse, los motores diésel son propensos a producir hollín y otros componentes generados por la combustión, por lo que el aceite que elijas debe tratar ese tipo de desgaste.

La clave es encontrar el mejor tipo de aceite para tu motor diésel y que este se adapte a las diversas condiciones que podrías enfrentar en tus viajes por la carretera. A continuación, te invitamos a conocer cómo se clasifican los aceites que puedes usar en tu motor diésel.

 

Clasificación de los aceites

 

laboratorio aceite

 

●    Aceite sintético

 

El aceite sintético o hidrocarburo sintetizado (SHC) es fabricado mezclando bases de aceites sintetizados químicamente con aditivos compatibles a su formulación.

La principal característica del aceite sintético es su orden molecular, lo cual le permite tener propiedades fisicoquímicas superiores a los otros tipos de aceite, entre estas propiedades se destaca su alto índice de viscosidad, esto permitirá al lubricante trabajar tanto en climas fríos como en climas cálidos. Gracias a esta propiedad, se obtiene un óptimo performance en la operación, brindando como beneficio la extensión de la vida del motor y el incremento la vida del lubricante

Además de lo ya mencionado, otra característica importante de los aceites sintéticos es su potencial ahorro de combustible, el cual puede variar (solo en aceites sintéticos de motor) entre 1% o 2%. El valor real del ahorro dependerá de las condiciones de operación.

 

●    Aceite mineral

 

Por mucho tiempo los aceites se producían mediante la destilación del crudo de petróleo, de ahí el origen de su denominación como “aceite mineral”.

Su consistencia molecular, a diferencia del aceite sintético, es más caótica, esto lo hace más dependiente de la cantidad de aditivos usados en su elaboración para tener un desempeño satisfactorio. Debido a esto, su uso está siendo desplazado por los aceites sintéticos. Su principal ventaja es que es tienen precios accesibles.

 

●    Aceite semisintético

 

El aceite semisintético tiene participación en el actual mercado, su formulación se basa en la mezcla de bases de aceite minerales y sintéticos, de esta manera brinda beneficios parciales de ambos productos.

El aceite semisintético también se puede desempeñar de manera satisfactoria en climas fríos, puesto que tiene un control directo de la viscosidad a través de la resistencia térmica.

Te puede interesar: Conoce qué tipo de aceite puedes usar para un compresor de aire

 

Características principales del aceite

 

aceite

 

●    Viscosidad

 

Para asegurarte que estás usando el lubricante adecuado para tu motor diésel, debes ver el grado de viscosidad del aceite que escojas. El índice de viscosidad es la propiedad que define el comportamiento del lubricante conforme varía la temperatura. Los aceites diésel suelen tener grados SAE 40, 5W-40, 10W-40 y 15W-40. En la actualidad los fabricantes de motores diésel solo recomiendan aceites multigrado (5W-40, 10W-40 o 15W-40). 

El principal beneficio de usar un aceite multigrado es su desempeño al arranque de motor, un menor valor en el número anterior a la letra W, indica una mayor fluidez en su arranque, y por ende una protección más rápida a las piezas móviles del motor; el número posterior a la W, indica el grado SAE del aceite a temperaturas normales cuando está en funcionamiento, para este ejemplo todos los casos se comportan como un SAE 40 en operación.

 

●    Aditivos

 

Cada tipo de aceite añade en su formulación una mezcla de aditivos, lo cual le permite mejorar propiedades para el desempeño del lubricante. Por ejemplo, los mejoradores del índice de viscosidad funcionan bien para garantizar que el aceite no se diluya demasiado en temperaturas altas. Otros aditivos, son eficaces para la limpieza de residuos y los lodos del motor.

Sin embargo, no se recomienda hacer añadir “aditivos extras” al lubricante, pues pueden existir productos químicos no afines que, acompañados con las altas temperaturas del motor, originarían reacciones químicas desfavorables para tu motor.

Te puede interesar: Tres errores más comunes en la lubricación de rodamientos

 

Otras consideraciones

 

●    Condiciones de la carretera

 

Una vez que hayas escogido el aceite, debes considerar el terreno al cual sometes a tu motor diésel. Dependiendo de la exigencia que se presente, el lubricante podría ser más vulnerable a su degradación.

Así que, ten en cuenta que mientras más intensas sean las condiciones, mejor debe ser la calidad del aceite.

 

●    Clima

 

Las condiciones climáticas van a influir en el rendimiento de tu motor. A temperaturas frías el aceite se vuelve menos fluido, mientras que a temperaturas altas el aceite se vuelve más fluido. También, la humedad en el aire pone en riesgo la oxidación del aceite.

Por lo que, no debes pasar por alto estas condiciones y buscar el mejor aceite para facilitar el rendimiento de tu motor.

Tu motor merece el mejor aceite que rinda y dure más tiempo. Toma en cuenta los consejos que te hemos brindado para que escojas el que mejor se adapte a tus necesidades.

En Lubtec, contamos con una gran variedad de aceites para todo tipo de maquinaria. Por ello, te invitamos a conocer los diversos lubricantes y otros servicios que te ofrecemos para mejorar el rendimiento de tu motor.