¿Cuáles son los usos de los lubricantes industriales?

.

Sin importar a qué industria te dediques, debes asegurarte de que toda tu maquinaria funcione a tu favor, aumentando la productividad general, la eficiencia y la rentabilidad de tus operaciones. Todo esto se puede lograr mediante una lubricación adecuada.

Los lubricantes se utilizan en diversas industrias, como la minería, la construcción, la agricultura, la fabricación, entre otros más. Todos los lubricantes tienen sus propias características y propiedades, por lo que es mejor utilizar el que satisfaga los requisitos específicos de tu sector.

Por ello, en Lubtec te explicaremos cuáles son los usos de los lubricantes industriales, con el fin de ayudarte a comprender la importancia de elegir un lubricante de calidad con las características adecuadas para las distintas actividades industriales.

 

Características de un buen lubricante

 

Los lubricantes son considerados a menudo como la base de toda maquinaria, ya que son un componente esencial en múltiples actividades industriales. Desde los rodamientos hasta los motores y el sistema hidráulico, se utilizan para que las industrias funcionen sin problemas. Un buen lubricante posee las siguientes características:

  • Alto punto de ebullición
  • Bajo punto de congelación
  • Alto índice de viscosidad
  • Estabilidad térmica
  • Estabilidad hidráulica
  • Demulsibilidad
  • Prevención de la corrosión
  • Alta resistencia a la oxidación

Estas características lo vuelven uno de los componentes más importantes en todo tipo de maquinaria. Una de las principales aplicaciones de los lubricantes, en forma de aceite de motor, es la protección de los motores de combustión interna de los vehículos de motor y de los equipos motorizados.

Te puede interesar: ¿Cuál es la diferencia entre el aceite mineral y el aceite sintético de motor?

 

Propiedades de los lubricantes

 

Normalmente, los lubricantes contienen un 90% de aceite base, el cual es casi siempre fracciones de petróleo que se denominan aceites minerales; y menos de un 10% de aditivos. A veces, se utilizan como aceites base aceites vegetales o líquidos sintéticos como poliolefinas hidrogenadas, ésteres, siliconas, fluorocarbonos y muchos otros.

Los aditivos aportan una reducción de la fricción y el desgaste, un aumento de la viscosidad, una mejora del índice de viscosidad, resistencia a la corrosión y a la oxidación, a la contaminación, entre otros más.

 

1. Viscosidad

 

viscosidad

La viscosidad se define como la resistencia interna del fluido al flujo. Cuanto más alta sea la viscosidad del fluido, más lento fluirá. Si quieres que su película se mantenga a bajas velocidades, el lubricante necesita una mayor viscosidad.

La viscosidad es considerada la propiedad más importante de un lubricante, puesto que sirve para formar una película lubricante, refrigerar los componentes de la máquina, sellar y controlar el consumo del aceite. Además, tiene que estar equilibrada en función de la carga, la temperatura y la velocidad.

 

2. Estabilidad térmica

 

La estabilidad térmica se refiere a la capacidad de los lubricantes para resistir la descomposición a altas temperaturas. Una mala estabilidad térmica puede dar lugar a lodos, depósitos y un aumento de la viscosidad.

 

3. Estabilidad a la oxidación

 

La estabilidad a la oxidación es la capacidad de un lubricante para resistir la combinación química con el oxígeno. Puede dar lugar a la creación de depósitos de lodo y al aumento de la viscosidad. La estabilidad a la oxidación puede aumentar por el calor, la luz, los catalizadores metálicos, los ácidos formados por la contaminación del agua y otros contaminantes.

 

4. Punto de fluidez

 

El punto de fluidez es la temperatura más baja a la que fluye un aceite en las condiciones de prueba establecidas. Se ve afectado por la cantidad de partículas de cera eliminadas durante el procesamiento del crudo. Cuantas más partículas de cera haya, mayor será el punto de fluidez. Cuanto menos partículas de cera haya, menor será el punto de fluidez.

 

5. Demulsibilidad

 

La demulsibilidad es otra propiedad importante de los lubricantes. Es la capacidad de un aceite para separarse del agua.

 

6. Punto de inflamación

 

El punto de inflamación es la temperatura a la que el aceite produce una chispa, pero sin mantener la llama. El punto de inflamación de los aceites lubricantes suele ser de 204°C o superior.

 

7. Punto de combustión

 

El punto de inflamación es la temperatura a la que el aceite produce una chispa y la llama se mantiene. El punto de inflamación de los aceites lubricantes suele ser de 371°C o superior.

Te puede interesar: Conoce los 7 mitos y conceptos erróneos del aceite sintético

 

Usos de los lubricantes industriales

 

  • Mantener separadas las piezas móviles

Los lubricantes suelen utilizarse para separar las piezas móviles de un sistema. Esto tiene la ventaja de reducir la fricción y la fatiga de las superficies, así como la generación de calor, el ruido de funcionamiento y las vibraciones. 

De hecho, los lubricantes consiguen realizar todo ello de varias maneras. La más común es formando una barrera física, es decir, una fina capa de lubricante que separa las partes móviles. En caso de presiones o temperaturas superficiales elevadas, la película de fluido es mucho más fina y parte de las fuerzas se transmiten entre las superficies a través del lubricante.

 

  • Reducir la fricción

Normalmente, la fricción lubricante-superficie es mucho menor que la fricción superficie-superficie en un sistema sin lubricación. Por lo tanto, el uso de un lubricante reduce la fricción global del sistema. La reducción de la fricción tiene la ventaja de reducir la generación de calor y la formación de partículas de desgaste, así como una mayor eficiencia.

 

  • Transferir calor

transferir calor

Normalmente, el lubricante líquido circula constantemente hacia y desde una parte más fría del sistema. De hecho, los lubricantes pueden utilizarse tanto para calentar como para enfriar, siempre que se requiera una temperatura regulada. Este flujo de circulación también determina la cantidad de calor que se desprende en cualquier unidad de tiempo.

Los lubricantes no fluidos, como las grasas , no son eficaces en la transferencia de calor, aunque sí contribuyen a reducir la generación de calor.

 

  • Arrastrar los contaminantes y residuos

Los sistemas de circulación de lubricantes tienen la ventaja de arrastrar los residuos generados internamente y los contaminantes externos que se introducen en el sistema hasta un filtro donde pueden ser eliminados. 

Los lubricantes para máquinas que generan regularmente residuos o contaminantes, como los motores de automóviles, suelen contener aditivos detergentes y dispersantes para ayudar a transportar los residuos y contaminantes al filtro y eliminarlos.

Te puede interesar: Los 5 principales beneficios de usar aceite sintético

En definitiva, la maquinaria y los equipos industriales están expuestos a algunas de las condiciones de trabajo más exigentes, fluctuaciones de temperatura, presión, estrés y cargas pesadas. La solución para mantener tu equipo en perfectas condiciones reside en una adecuada lubricación.

Tu maquinaria merece un lubricante de calidad para que rinda y mantenga su vida útil por más tiempo. Toma en cuenta la información que te hemos brindado para que puedas elegir el que mejor se adapte a las necesidades de tu equipo.

En Lubtec, contamos con una gran variedad de lubricantes y grasas para todo tipo de maquinaria. Por ello, te invitamos a conocer los diversos lubricantes y otros servicios que te ofrecemos para mejorar el rendimiento de tu motor.