¿Qué es un diésel ultralimpio?

.

Un motor diésel se caracteriza por su mayor vida útil y su capacidad para cargar más peso; sin embargo, también son propensos a producir hollín y otros componentes generados por la combustión. A esto se le suma su conocida inestabilidad, lo cual provoca la formación de depósitos.

Las consecuencias de la falta de limpieza del combustible se relacionan con un mal rendimiento y, con el tiempo, daños graves. Por lo que si quieres mantener tu combustible diésel ultra limpio es importante que conozcas los niveles de limpieza, de esta forma podrás adquirir el mejor sistema de filtración que mejor se adapte a tu equipo.

 

Motores Diésel

 

Los motores diésel son conocidos por su larga trayectoria y excelente desempeño en múltiples maquinarias. Para que estos motores puedan funcionar correctamente utilizan un sistema de Riel Común de Alta Presión (RCAP), por lo que es fundamental una adecuada limpieza de combustible para evitar que ciertas partículas provoquen daños en los inyectores.

Los inyectores funcionan a presiones muy altas y los componentes tienen tolerancias muy finas, por lo que pueden sufrir un desgaste abrasivo a causa del agua y otras partículas de polvo que pueden estar presentes en el combustible.

 

Fuentes de contaminación en el combustible

 

combustible

Un combustible contaminado puede causar tiempo muerto durante las horas de trabajo y costosas reparaciones de tu maquinaria, en especial si se trata de los motores diésel. Estos, como ya mencionamos, utilizan un sistema y componentes de riel común, los cuales requieren de una tecnología de filtración que garantice un combustible más limpio.

Los principales puntos de ingreso de contaminación en el combustible se dan, por ejemplo, durante el llenado y descarga de los camiones cisterna, falta de mantenimiento y limpieza de los tanques de almacenamiento, entre otros. 

Algunos de los contaminantes en el combustible diésel son:

 

  • Agua

El agua ingresa al combustible a causa de la condensación producida por el enfriamiento de las temperaturas. La presencia del agua en el combustible provoca cavitación, corrosión de las piezas del sistema, formación de ácidos en la cámara de combustión y proporciona un entorno en el que puede prosperar el crecimiento microbiano, lo cual permite el desgaste de los componentes de tu maquinaria. 

Por ello, es importante proteger los puntos de ventilación de los tanques de almacenamiento, mediante el uso de filtros desecantes. Estos son los encargados de reducir la contaminación por agua y, de esta forma, podrás ampliar la vida útil de tu maquinaria.

 

  • Jabones, geles, etc

Los jabones, los geles u otros compuestos pueden resultar de interacciones químicas indeseables en los combustibles. También, pueden formarse por las bajas temperaturas o si el combustible se almacena durante períodos prolongados.

 

  • Partículas de polvo y suciedad

Las partículas de suciedad ingresan cuando el combustible se transfiere entre tanques de almacenamiento, así como cuando se expone a la atmósfera. Las consecuencias de las partículas de polvo y suciedad en el combustible pueden alterar la combustión del motor, bloquear el sistema y causar desgaste en el equipo de inyección del combustible.

Te puede interesar: Conoce los tipos de aceite para motores diésel

 

Características de un diésel limpio

 

La Organización Internacional para Estandarización (ISO) establece en la norma ISO 4406:99 un código que permite establecer rangos de limpieza de fluidos a partir del contenido de material particulado. De acuerdo al estándar se establece un código para distintos rangos de partículas por mL, este código estará formado por tres valores numéricos que corresponden a los niveles de contaminación para partículas de 4, 6 y 14 micras. 

En el año 1999, las asociaciones de fabricantes establecieron en el capítulo de DIESEL de la Worldwide Fuel Charter el código ISO 18/16/13 como límite máximo de contaminación por partículas. Dicho valor se aproxima a una masa de contaminación equivalente de 29.56 gramos por cada 10,000 galones de combustible. Con el paso de los años, las tecnologías de inyección han ido aumentando las presiones de trabajo y se han reducido las tolerancias entre los componentes; ello ha tenido un fuerte impacto en los requerimientos de los niveles de contaminación del combustible empleado.

Cuando se utiliza un combustible con niveles de partículas por debajo de los límites establecidos por las asociaciones de fabricantes de motores (<18/16/13 ISO 4406 – Worldwide Fuel Charter), la maquinaria tendrá un mejor desempeño y se verá reflejado en el corto plazo de la siguiente manera:

  • Reducción de la pérdida de potencia y mejor desempeño en operación.
  • Extensión de vida útil de los componentes del motor.
  • Menores paradas por mantenimiento correctivo.
  • Extensión de la vida útil del aceite.

Como se mencionó anteriormente, los motores diésel funcionan con sistemas de inyección más avanzados, como los sistemas de COMMON-RAIL de alta presión que requieren el uso de un combustible con niveles de contaminación inferiores al ISO 12/9/7 (<0.5 gramos/10,000 galones de DIESEL). Operar fuera de dichos parámetros tendrá como consecuencia un acortamiento de la vida útil de componentes como inyectores, bombas de combustible y filtros; la presencia de hollín acortará, además, la vida útil del aceite de motor.

Te puede interesar: Todo lo que necesitas saber sobre el aceite hidráulico 

 

Mantenimiento del combustible

 

combustible

Se pueden tomar las siguientes recomendaciones para ayudar a los sistemas de filtración del motor a mantener el combustible limpio y proteger los equipos vitales.

 

1. Combustible Diésel ULTRALIMPIO

 

Es importante que utilices combustibles de alta calidad, como el Diésel ULTRALIMPIO, según las especificaciones recomendadas y requeridas. Los combustibles de nivel de limpieza ISO 18/16/13 o más limpios, en particular para los motores con sistemas de riel común de alta presión y unitarios.

 

2. Elimina el agua

 

El drenaje diario de agua desde una válvula en el punto más bajo del tanque eliminará el agua condensada y el polvo. Estos deben drenarse en un cubo hasta que salga combustible limpio.

En este punto, te recomendamos que examines una parte del combustible en un frasco de vidrio. El combustible debe brillar y no debe estar opaco o turbio; en ese caso, se debe solicitar ayuda para remediarlo.

 

3. Realiza una limpieza del tanque de almacenamiento

 

Realizar una limpieza adecuada y periódica al tanque de almacenamiento, le proporcionará a tu maquinaria múltiples ventajas. Por ejemplo, puede mejorar el rendimiento de los filtros de combustible y alargar la vida útil de los sistemas, así como extraer el óxido, agua y microorganismos que están presentes en el tanque.

Te puede interesar: Tres errores más comunes en la lubricación de rodamientos

 

4. Utiliza un sistema de filtración

 

Un filtro puede ayudarte más de lo que esperas, ya que mientras se utiliza puede eliminar el agua y las partículas grandes de suciedad. Al mismo tiempo, protegerá el filtro secundario de tu equipo. Otro beneficio, es que reducirá la contaminación por polvo y proporcionará protección a los sistemas de combustible.

Los filtros deben ubicarse en toda la cadena de manejo del combustible, es decir, en la recepción, en el despacho y en la distribución interna del combustible.

Ahora ya sabes qué es un diésel limpio y la importancia de que el combustible diésel permanezca libre de partículas de polvo y otros componentes que, con el tiempo, podrían llegar a dañar tu motor. Esperamos que esta información te haya servido para elegir el sistema de filtración que mejor se adecue a tu maquinaria.

En Lubtec, contamos con los sistemas de filtración FMS para conseguir un diésel ultra limpio, así como múltiples aceites para todo tipo de maquinaria. Por ello, te invitamos a conocer los diversos lubricantes y otros servicios que te ofrecemos para mejorar el rendimiento de tu motor.