¿Cuál es la diferencia entre aceite y grasa?

.

¿Es lo mismo el aceite y la grasa para tus equipos industriales, como compresores o engranajes? Estos dos términos son muy conocidos en el mundo de los lubricantes, pero la mayoría de las personas no suelen saber la diferencia exacta entre aceite y grasa. De hecho, hay situaciones en las que el aceite es la mejor opción para tu maquinaria, y otras en las que la grasa funciona mejor.

Por ello, en Lubtec no solo te ofrecemos lubricantes mobil de alta calidad, sino que también te explicaremos cuál es la diferencia entre aceite y grasa para que puedas escoger el que mejor se adapte a tus equipos.

 

¿Qué es la grasa?

 

La grasa lubricante es fundamental para el funcionamiento fiable de prácticamente todas las instalaciones industriales, pero a menudo es una de las tecnologías más incomprendidas en el mundo de la lubricación, debido en gran medida a su aparente complejidad.

Las grasas destacan sobre todo por su excelente adherencia a las superficies a lubricar; además, son insolubles en agua, resisten al cizallamiento y duran más. En general, la grasa no puede calentarse por encima de los 300°C, ya que a esa temperatura el aceite base se separa del espesante.

Además de su función lubricante, la grasa crea una barrera impermeable contra los elementos externos, como el polvo, el agua, los disolventes, el calor, entre otros más.

 

Composición de la grasa

 

composicion de la grasa

La composición de la grasa es a base de aceite, espesantes y aditivos. El aceite y los aditivos suelen componer el 80-90% de una grasa, mientras que los espesantes pueden representar hasta el 20% de la composición de la grasa.

Los aceites utilizados pueden abarcar toda la gama de tecnologías, desde los minerales, los PAO, hasta los sintéticos especiales. Los aditivos pueden basarse en antioxidantes, antidesgaste, agentes de presión extrema, inhibidores de la oxidación, inhibidores de la corrosión, modificadores de la fricción y adhesivos.

Te puede interesar: 11 características que debe tener un buen fluido hidráulico

 

¿Qué es el aceite?

 

El aceite lubricante es una parte fundamental de los equipos, ya que se utilizan para reducir la fricción, el calor y el desgaste entre los componentes mecánicos que están en contacto entre sí. Además de todo lo mencionado, también cumple otras funciones, como mejorar la productividad, mantener un entorno operativo seguro, minimizar la huella ambiental y reducir los costos.

A diferencia de la grasa, el aceite no suele contener materiales espesantes, lo que le permite ser un líquido menos viscoso y fluido.

 

Composición del aceite

 

composicion del aceite

Los aceites son una mezcla de aceite base y aditivos. De hecho, hay entre un 15% y un 25% de aditivos en los aceites. Estos son usados para reforzar o aportar nuevas propiedades al aceite base. Estos son algunos de los aditivos que se añaden al aceite:

 

  • Aditivos de viscosidad

Estos aditivos se añaden para que el aceite sea más fluido a alta y baja temperatura, de está forma las piezas en movimiento no se tocarán entre sí. Estos mejoradores son polímeros que se añaden a las bases de los aceites lubricantes. A bajas temperaturas, las largas cadenas de polímeros se contraen y no ofrecen suficiente resistencia al movimiento de las moléculas de aceite. A altas temperaturas, las cadenas se desenrollan e impiden que la mezcla se fluidifique.

 

  • Aditivos antifatiga

Estos refuerzan la acción antifatiga del aceite. Para ello, forma una película protectora por reacción inmediata o cuando el producto de la reacción entra en contacto con las superficies metálicas.

 

  • Aditivos antioxidantes

Estos retardan el fenómeno de la oxidación del aceite y contribuyen a prolongar los intervalos de cambio de aceite al ofrecer una mayor resistencia a las altas temperaturas.

 

  • Aditivos detergentes

Estos evitan la formación de depósitos o recubrimientos en las partes más calientes del sistema de combustible, como los segmentos del pistón. Además, potencian la acción detergente, sobre todo en el interior de los motores, donde impiden que la carbonilla de la combustión o los compuestos oxidados formen depósitos o gomas en las superficies metálicas.

 

  • Aditivos dispersantes

Estos suspenden las impurezas sólidas que se forman durante el funcionamiento del motor, como residuos no quemados, gomas, lodos, cenizas, depósitos limpiados por los detergentes. También, evitan que los depósitos sólidos se aglomeren y que se formen lodos en las partes frías del motor.

Te puede interesar: Conoce los tipos de aceite para motores diésel

 

¿Cuándo se debe usar la grasa y el aceite?

 

El proceso de elección entre la grasa y el aceite va a depender de las condiciones de funcionamiento a los que expones tus equipos y lo que deseas mejorar en cada una de tus maquinarias. Recuerda que los fabricantes de aceites y grasas son los más calificados para determinar qué lubricante utilizar en función del mecanismo a lubricar.

La grasa se utiliza con mayor frecuencia en aplicaciones en las que el lubricante debe permanecer en su sitio, una tarea que el aceite por sí solo no puede realizar. Las razones pueden ser diversas, como el diseño de la máquina, el tipo de rodamiento, las juntas que impiden la pérdida de lubricante o la necesidad de evitar la contaminación.

Por ejemplo, la grasa puede ser aplicada en:

  • Los rodamientos remotos de una máquina de papel
  • El soporte de una acería
  • El rodamiento de una rueda

El aceite sirve para muchos propósitos, pero su objetivo final es reducir la fricción no deseada, en otras palabras, reducir la resistencia que se encuentra cuando las superficies sólidas se deslizan una contra otra. Esta reducción de la fricción se consigue separando dos superficies sólidas con una fina capa de aceite.

Por ejemplo, el aceite puede ser aplicado en sistemas cerrados, como:

  • Motores
  • Compresores
  • Mecanismos de transferencia

En definitiva, es importante conocer la diferencia entre aceite y grasa para que puedas estar siempre informado sobre lo que es mejor para tus equipos. ¡Esperamos que esta información te haya sido de ayuda!

Tu maquinaria merece un aceite y grasa de calidad para que rinda y mantenga su vida útil por más tiempo. Toma en cuenta la información que te hemos brindado para que puedas elegir el que mejor se adapte a las necesidades de tu maquinaria.

En Lubtec, contamos con una gran variedad de aceites y grasas para todo tipo de maquinaria. Por ello, te invitamos a conocer los diversos lubricantes y otros servicios que te ofrecemos para mejorar el rendimiento de tu motor.