11 características que debe tener un buen fluido hidráulico

.

Escoger el mejor fluido hidráulico para tu maquinaria puede llegar a ser un trabajo realmente complicado, pero no es imposible. Un buen fluido hidráulico no solo se encarga de transmitir la energía a todos los sistemas hidráulicos, sino que también cumple otras funciones importantes, como transferir calor, eliminar la contaminación, sellar y lubricar.

Las máquinas hidráulicas producen mucho calor en su funcionamiento normal, por lo que es indispensable adquirir un fluido hidráulico de calidad que pueda adaptarse a este tipo de maquinarias. Por lo tanto, antes de escoger un fluido para tu máquina, debes conocer las características que un buen fluido hidráulico posee.

 

Características del fluido hidráulico

 

fluido hidraulico

Un buen fluido hidráulico debe cumplir las siguientes características:

 

1. Viscosidad

 

La viscosidad es una medida de resistencia a la fluidez. Esta es la característica más importante de un fluido hidráulico y tiene un impacto significativo en el funcionamiento del sistema.

Cuando un aceite hidráulico es demasiado fino (baja viscosidad) no sella lo suficiente. Esto provoca fugas y desgaste de las piezas. Cuando un aceite hidráulico es muy espeso (alta viscosidad), el fluido será más difícil de bombear a través del sistema y puede reducir la eficiencia del funcionamiento.

Los fluidos hidráulicos deben ser capaces de mantener una viscosidad óptima durante el funcionamiento de la máquina, ya sea a temperaturas frías o calientes, con el fin de transmitir la potencia de forma constante y eficaz.

Te puede interesar: Conoce qué tipo de aceite puedes usar para un compresor de aire

 

2. Compresibilidad

 

La compresibilidad es una medida de la reducción de volumen debido a la presión. Aunque los aceites hidráulicos son básicamente incompresibles, pueden producirse ligeras reducciones de volumen bajo ciertos rangos de presión.

La compresibilidad aumenta con la presión y la temperatura. Esto tiene efectos importantes en los sistemas de fluidos de alta presión, ya que provoca fallos en el servomotor, pérdida de eficiencia y cavitación. Por lo tanto, es indispensable que un fluido hidráulico tenga baja compresibilidad.

 

3. Resistencia al desgaste

 

La resistencia al desgaste es la condición de un fluido hidráulico para reducir el deterioro en los contactos de los límites de fricción. 

Los fluidos antidesgaste tienen ciertos componentes que pueden formar una película protectora sobre las superficies metálicas para evitar la abrasión, el roce y el daño por contacto. Los aditivos antidesgaste mejoran el rendimiento del lubricante y prolongan la vida útil de tu máquina.

 

4. Estabilidad en la oxidación

 

La estabilidad en la oxidación es la resistencia de un fluido a la degradación por el calor, causada por una reacción química con el oxígeno.

Los fluidos hidráulicos deben contener aditivos que contrarresten el proceso de oxidación y mejoren la estabilidad. Sin estos aditivos, la calidad del fluido se deteriorará rápidamente.

Te puede interesar: Todo lo que necesitas saber sobre el aceite hidráulico

 

5. Estabilidad térmica

 

La estabilidad térmica es la capacidad de resistencia a la descomposición por temperaturas elevadas. Los aditivos antidesgaste se degradan naturalmente con el tiempo y este proceso puede acelerarse a temperaturas altas.

El resultado de una mala estabilidad es la formación de lodos que pueden obstruir los filtros, minimizar el flujo y aumentar el tiempo de inactividad. También, pueden formar ácidos que atacan los metales de las bombas de pisto y otros componentes del sistema.

Los aceites hidráulicos pueden formularse con niveles muy altos de estabilidad térmica para minimizar estos problemas y ayudar a prolongar la vida del fluido hidráulico y de los componentes del sistema.

 

6. Capacidad de filtración

 

El agua puede reaccionar con los aditivos de los fluidos hidráulicos formando material insoluble en el aceite. Estos contaminantes pueden precipitarse en el lubricante y bloquear los filtros, las válvulas y otros componentes, lo que provoca una disminución del flujo de aceite o que el sistema entre en derivación.

Los fluidos hidráulicos están diseñados para ser filtrados con modernos sistemas de filtración sin temor a que el aditivo se agote o se elimine del sistema. Esto permite que los sistemas se mantengan limpios sin sacrificar los requisitos de mantenimiento, como el antidesgaste, la protección contra la oxidación o la inhibición de la espuma.

 

7. Protección contra el óxido y la corrosión

 

fluido hidraulico

En muchos sistemas, el agua puede entrar como condensación o contaminación, y mezclarse con el aceite hidráulico. El agua puede provocar la oxidación de los componentes hidráulicos. Además, el agua puede reaccionar con algunos aditivos para formar ácidos químicos que pueden ser agresivos para los metales.

Las fórmulas del aceite hidráulico contienen inhibidores de la oxidación y corrosión que impiden que la interacción del agua u otras sustancias ataquen las superficies metálicas.

 

8. Resistencia a la espuma

 

La espuma es el resultado de la incorporación de aire u otros gases en el fluido hidráulico. El aire entra en contacto con el sistema a través del depósito o fugas.

Un fluido hidráulico a alta presión puede contener un gran volumen de burbujas de aire disueltas o dispersas. Cuando este fluido se descomprime, las burbujas de aire se expanden y producen espuma. Si el fluido no tiene las propiedades adecuadas, la espuma puede afectar seriamente al funcionamiento y a la lubricación de la máquina.

Los inhibidores de espuma adecuados modifican la tensión superficial de las burbujas de aire para que se rompan más fácilmente.

 

9. Demulsibilidad

 

El agua que entra en un sistema hidráulico puede mezclarse con el aceite. Si este fluido “húmedo” circula por el sistema, puede favorecer la oxidación y la corrosión. 

Algunos de los aditivos utilizados en los aceites hidráulicos favorecen la formación de emulsiones, impidiendo que el agua se separe y se deposite en el fluido. Los aditivos demulsificantes se incorporan para promover la separación del agua de los fluidos hidráulicos.

Te puede interesar: Conoce los tipos de aceite para motores diésel

 

10. Estabilidad hidrolítica

 

Cuando los fluidos hidráulicos entran en contacto con el agua, ésta puede interactuar con el sistema de aditivos del aceite hidráulico dando lugar a la formación de ácidos.  

Los fluidos hidráulicos que carecen de estabilidad hidrolítica se hidrolizan en presencia del agua para formar sales inorgánicas insolubles en el aceite. Estas pueden bloquear los filtros y las válvulas inhibiendo el flujo de aceite, provocando fallos en el sistema hidráulico.

Los fluidos hidráulicos correctamente formulados están diseñados para contener aditivos resistentes a las interacciones con el agua, lo que ayuda a prolongar la vida útil de la máquina.

 

11. Compatibilidad de las juntas hidráulicas

 

Las fugas de los fluidos hidráulicos pueden causar muchas complicaciones, desde simples problemas de mantenimiento hasta problemas más graves de seguridad y fallos de lubricación.

La mayoría de los sistemas hidráulicos utilizan juntas de goma y otros elastómeros para minimizar o evitar las fugas del aceite hidráulico. La exposición del elastómero al lubricante en condiciones de alta temperatura, puede provocar que las juntas de goma se endurezcan, se agrieten y acaben teniendo fugas.

Por otro lado, la exposición del aceite hidráulico puede hacer que las juntas se hinchen excesivamente impidiendo que las válvulas y los pistones hidráulicos se muevan libremente.

Los aceites hidráulicos se someten a pruebas con diversos materiales de juntas para garantizar que el fluido hidráulico sea compatible con las juntas en diversas condiciones.

Los aditivos del fluido hidráulico es lo que separa los fluidos de alta y baja calidad. En caso de duda, te recomendamos que siempre elijas un fluido de alta calidad con una viscosidad adecuada a las condiciones de funcionamiento de tu máquina.

Tu maquinaria merece un fluido hidráulico de calidad para que rinda y duré más tiempo. Toma en cuenta los consejos que te hemos brindado para que escojas el que mejor se adapte a tus necesidades.

En Lubtec, contamos con una gran variedad de fluidos hidráulicos para todo tipo de maquinaria. Por ello, te invitamos a conocer los diversos lubricantes y otros servicios que te ofrecemos para mejorar el rendimiento de tu motor.